Keto versus low carb

Tanto la dieta cetogénica (ceto) como la dieta baja en hidratos de carbono (baja en carbohidratos) son enfoques dietéticos que implican la reducción de la ingesta de hidratos de carbono. Sin embargo, existen algunas diferencias clave entre ambos enfoques.

La dieta cetogénica es una dieta rica en grasas y baja en hidratos de carbono diseñada para que el organismo entre en un estado de cetosis, en el que empieza a quemar grasa como combustible en lugar de hidratos de carbono. Para conseguirlo, la dieta suele implicar la reducción de la ingesta de hidratos de carbono a menos de 50 gramos al día y el aumento de la ingesta de grasas y proteínas. El objetivo de la dieta ceto es forzar al organismo a utilizar la grasa como fuente primaria de energía, lo que puede conducir a la pérdida de peso y a otros posibles beneficios para la salud.

Por otra parte, una dieta baja en hidratos de carbono es simplemente una dieta que implica reducir la ingesta total de hidratos de carbono, pero no necesariamente rica en grasas o proteínas. El objetivo de una dieta baja en carbohidratos suele ser la pérdida de peso, pero también puede utilizarse para controlar determinadas afecciones, como la diabetes o la hipertensión. Las dietas bajas en carbohidratos pueden variar mucho en cuanto a la cantidad de carbohidratos que permiten, ya que algunas permiten hasta 150 gramos al día o más, mientras que otras pueden ser tan bajas como 20 gramos al día.

En general, la principal diferencia entre las dietas ceto y bajas en carbohidratos es el equilibrio específico de macronutrientes que pretenden alcanzar. Las dietas ceto suelen ser muy ricas en grasas y moderadas en proteínas, mientras que las dietas bajas en carbohidratos pueden ser más bajas en grasas y más ricas en proteínas. Es importante tener en cuenta que ambos enfoques pueden tener ventajas e inconvenientes, y siempre es una buena idea consultar con un profesional sanitario antes de empezar cualquier dieta nueva.

Deja tu comentario